domingo, 1 de enero de 2017

viernes, 22 de abril de 2016

Crema de chocolate tipo "nutela"



Ingredientes:

1 cucharada de semillas de chía
4 cucharadas de agua
10 g de avellanas
50 gr de azúcar glas
2 cucharadas de cacao en polvo
3 cucharadas de aceite de girasol
1/2 vaso de leche de soja

Preparar el mucílago de chía. Para evitar una textura granulada que pudiera no convencer a los niños de casa, tamizar el mucílago para separarlo del granillo o utilizar chía en polvo.

Poner en el vaso de la trituradora las avellanas y pulverizar todo lo posible. Para una textura más fina, opcionalmente tamizar la avellana rallada y separar la parte gruesa. Volver a triturar los trozos retenidos y tamizarlos una vez más.

Batir juntos el polvo de avellana, el aceite, el cacao y el azúcar hasta formar una pasta. Agregar la leche de soja para volver cremosa la pasta. remover para incorporarla a la mezcla.

Por último añadir el mucílago de chía a la crema para que se mantenga unida la emulsión y volver a batir.

Conservar en frigorífico.


lunes, 18 de abril de 2016

Mayonesa sin huevo




Ingredientes:

1 cucharada de semillas de chía
4 cucharadas de agua
1 taza de aceite de oliva suave
1/2 taza de leche de soja
1 diente de ajo pelado y sin germen (opcional)
1 cucharada de vinagre de jerez o vinagre de sidra
sal al gusto

Extraer el mucílago de chía según las indicaciones.

Añadir en el vaso de la batidora el mucílago (tamizado o sin tamizar), el aceite, la leche de soja, el diente de ajo cortado en cuartos (si se desea), el vinagre y la sal. Batir a máxima velocidad hasta lograr la emulsión adecuada.

Utilizar esta receta para todo tipo de ensaladillas o para acompañar espárragos, patatas cocidas o fritas, así como distintos tipos de arroces o en general como aderezo para cualquier receta que lleve mayonesa.

Truco: la leche de soja es imprescindible para que la emulsión obtenida gracias al mucílago de chía adquiera la textura untuosa de una pomada.